Categorías
Psicología

Miedos infantiles

Un motivo de preocupación muy frecuente en los padres es el miedo que sus hijos manifiestan. A lo largo de su desarrollo, los niños van presentando distintos tipos de miedo. En muchos casos, son temores normales por su edad y desaparecen o evolucionan hacia otros miedos que también pasarán.

Los miedos que aparecen en cada etapa evolutiva del niño deben ser tratados desde la tranquilidad y normalidad. Darle demasiada importancia, proteger o consolar en exceso puede provocar miedos mayores, instaurar aún más el miedo o ampliar la gama con la aparición de nuevos temores.

Pero otras veces los miedos infantiles se convierten en situaciones de sufrimiento incapacitante para el niño. Pueden llegar a padecer sudores, aumento de la frecuencia cardíaca, temblores, expresión de terror, etc. que indican el estado de ansiedad que supone para él el objeto o situación temida.

La incapacitación del niño para mantener el control de la situación es clara señal de alarma. Cuando la intensidad del miedo y sus síntomas o la frecuencia con que se sufren alteran el funcionamiento del niño en su actividad se hace preciso ofrecerle la atención psicológica adecuada. Por supuesto, nunca forzarle a enfrentar la situación que teme ni ridiculizarle por sus miedos pues podría producir otras consecuencias negativas en el niño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Rosario Pérez Pérez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Rosario Pérez Pérez.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.