Categorías
Psicología Sin categoría

Frente a la enfermedad infantil

Cuando la vida nos golpea con el diagnóstico de una enfermedad crónica y/o más o menos grave de un hijo, podemos vernos sumergidos en una especie de agujero negro de incertidumbre, dudas y, sobre todo, miedo o terror. Es peor que la mayor de las pesadillas, pero es real.

En ese momento, el niño requerirá los mejores cuidados médicos pero, por parte de sus padres, necesita sentirse niño, divertirse, jugar, crear, aprender, enfadarse, ser feliz. Esto significa que, desde todo el amor que sólo pueden dar los padres, habrá que evitar el consentimiento y la sobreprotección en la que es fácil caer tratando de compensar por el padecimiento de la enfermedad. Todo lo contrario: el niño necesita seguridad y para ello necesita caerse, equivocarse y que se le eduque aprendiendo que hay límites y normas que respetar. Y los padres, disfrutad de vuestros hijos y de cada momento con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Rosario Pérez Pérez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.