Categorías
Coaching Psicología

El sueño

Llega la hora de dormir. Los padres están agotados. El día termina y se necesita un momento de relajación. Pero el niño no se duerme o tiene que ser en brazos o no quiere estar solo en su cama,…

A veces se tiene que acostar mamá con él. En otros casos, el niño duerme en la cama de los padres o se queda dormido en el sofá y luego lo trasladan a la habitación. Todo esto altera la vida familiar, la vida de pareja, y conforme pasa el tiempo va perjudicando al niño.

Muchos son los padres que manifiestan quejas respecto a los problemas que presentan sus hijos a la hora de dormir. Así mismo, es fácil conocer a otros que tiene el mismo problema.

Y es como un sueño pensar que algún día los niños se dormirán solos en su cama. Sin embargo, es posible lograr que su habitación y su cama se conviertan en un lugar de bienestar y descanso, y se relacione con sentimientos placenteros y relajantes. El niño gana en autonomía, en autoestima, y los padres disponen de un momento para ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Rosario Pérez Pérez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Rosario Pérez Pérez.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.